Comunícate con nosotros de Lunes a Viernes de 8:00am a 12:00pm y de 1:00pm a 4:00pm. Llámanos al 0212.271.57.30

Porto Tips

x
Para conocer si la temperatura de la parrilla es idónea, colocar la mano por encima de la parrilla durante 10 segundos, si no se soporta, la brasa no es idónea.
¿No sabes cuánto carbón utilizar para tu parrilla? Lo recomendable es por cada kilo de carne, un kilo de carbón.
Cómo prender el carbón: Armas un círculo de carbón, dos torres de carbón y colocas una mecha en el centro con aceite vegetal y luego enciendes la mecha, lo que causará el encendido del resto de la torre.

Cocinar a la brasa es todo un arte. Conlleva un gran conocimiento sobre el fuego, las temperaturas y los tiempos. La parrilla es un ritual, cada artista del fogón tiene sus peculiaridades y su estilo. 

Para que la carne quede jugosa te recomendamos voltearlas cuando estén a medio cocinar, utilizando una espátula o unas pinzas. ¡No la pinches! La carne perderá su jugo, quedará seca y todo el fluido caerá en la brasa.

Comparte tus consejos parrilleros utilizando la etiqueta #PortoTips. 

 

Una de las clásicas discusiones alrededor de una parrilla es si la sal se coloca antes, durante o después de llevarla sobre la parrilla. Mientras algunos son partidarios de salar los cortes de carne una vez que se llevan al fuego, otros optan por hacerlo antes o incluso luego de tener las porciones asadas.

Nosotros te recomendamos salar la carne antes, ya que así se formará una costra con la sal y los jugos de la carne que es simplemete exquisita. Uno de los secretos de nuestro maestro parillero es utilizar sal gruesa, ya que es más entera y natural y no hay que utilizar tanta cantidad para obtener un punto óptimo de salado. Al ser una sal más entera la carne absorbe únicamente lo necesario y lo demás lo rechaza, por esta razón es muy difícil, utilizando sal parrillera, pasarse con el salado.

¡Precalienta tu parrilla! 

Para llegar a la temperatura adecuada, las parrilleras de gas necesitan unos 15 minutos y las de carbón aproximadamente 30 minutos.

 

 

Voltea la carne una sola vez. 

De esta maneja lográs mejor el sellado, lo que ayudará a mantener la jugosidad de tu corte. Puedes darle vuelta una vez que que tenga líquido abundante en la parte superior. 

Cuida los tiempos. 

 

Dependiendo del grosor de tu corte, necesitarás de 2 a 5 minutos para que tu carne quede en el término deseado. Toma en cuenta que los cortes finos se cocinan a a alta temperatura por pocos minutos y los cortes más gruesos a temperatura media durante más tiempo. 

Para voltear la carne te recomendamos utilizar una pinza o espátula, evita pincharla para que no pierda sus jugos durante la cocción. 

Deja descansar el corte. 

Después de la cocción y antes de picarlo, déjalo reposar unos 3 minutos para que sus jugos se concentren. 

Limpia bien tu parrilla. 

Antes de empezar a cocinar tu carne y una vez precalentada te recomendamos limpiar tu parrilla. Puedes hacerlo usando una cebolla entera con un chorrito de aceite o con un cepillo especial para esto.